META NAME="Keywords" CONTENT="Superación Personal, Relaciones Humanas, Autoestima, Temores, Salud, Meditación, Búsqueda de Valores, Mejor Forma de Vida">
Una Nuevsa Visión
Una Nuevsa Visión

LOCURA TERCERA.

¿DÓNDE ESTAMOS?

      Todos tememos a LA PÉRDIDA DEL AMOR, porque al considerar a quien o quienes nos aman, los consideramos como una propiedad y los esclavizamos egoístamente a nuestro beneficio, reclamando de ellos atenciones, amor, cariño, afecto, dedicación, sacrificios, etc., como si fuera una obligación de ellos hacia nosotros, pero nunca o casi nunca de nosotros hacia ellos; lo que produce un entrecruzamiento de deseos e intenciones tan egoístas que nos llevan al muy común "Cada quien para su santo" y cuando alguno de los que forman nuestra corte de aduladores, así sean nuestros esposos, hijos, amigos, parientes, empleados, amantes, novios, seguidores, etc., nos corta el suministro de atenciones, entonces nuestra DUDA E INSEGURIDAD nos produce el temor de la Pérdida del Amor, de perder esas atenciones que hemos constituido como alimento de nuestra Alma, lo cual, da como consecuencia la pasión de LOS CELOS, que nos hacen sospechar como si fueran extraños, de nuestros seres supuestamente mas queridos, hallándoles faltas o fallas que antes no habíamos observado y que encontramos a la menor provocación y sin causa justificada. O por el contrario orillándonos a correr riesgos para proporcionarnos los medios físicos (dinero, regalos, joyas, etc.) con los cuales volver a comprar o pagar esa cuota de amor, no importando el precio del juego, el robo, el engaño, la deshonra, como resultado de lo cual perdemos nuestra Individualidad y caemos en una dependencia vil y absurda del "motivo de nuestros amores", quien nos llega a manejar a su antojo, cambiando nuestros buenos impulsos en nerviosismo, voluntad de cartón, temperamento violento y egoísmo, etc. Pero siendo el temor a la Pérdida del Amor también, un Estado Mental….. de igual manera se puede dominar…….

      Se nos impone el miedo de "LLEGAR A VIEJOS", porque nos induce a pensar que llegaremos a ser un estorbo, una persona débil y desprotegida de la que todos abusen, al ir perdiendo su Corte de Aduladores y quizá también perder sus capacidades o atractivos sexuales y todo eso, aunado al temor a la Enfermedad, de perder el Amor y nuestra Libertad, del "que dirán, porque ya estoy viejo" y por último, del temor a LA MUERTE, nos corroe el Alma y destruye nuestra Individualidad, conduciendo en muchos casos a las personas adultas hacia el suicidio, porque mentalmente se convirtieron en "ancianos", sin realmente serlo, pues la Vejez, también es un Estado Mental que puede ser controlado para ser, como alguna expresión popular lo grita "UN JOVEN DE CORAZÓN", pero mientras ese temor nos domina, nos hace desarrollar un complejo de inferioridad basado en el achaque de "bajar la cuesta" a causa de la edad. Nos disculpamos de lo que supuestamente nos sale mal porque "ya estamos caducando" o porque ya "iniciamos la cuenta de los cuarenta" y nos dejamos llevar más fácilmente por la opinión de los demás, perdiendo en consecuencia nuestra iniciativa, seguridad e imaginación, completándolo con "disfrazarnos de jóvenes" con ropas y costumbres de ellos, para caer aún más en el ridículo y la compasión de los demás.

      Pero quizá el Temor mas Grande y mas Cruel de todos es EL TEMOR A LA MUERTE, porque no nos ofrece ninguna realidad posterior y todas las respuestas que escuchamos o razonamos se encuentran tan alejadas de esa realidad materialista en la que nos desenvolvemos, que nos hace dudar de todo y de todos, con mas fuerza y desencanto, pues, mientras con los otros temores podemos en algún momento, comprobar que "hay dinero y amor", que otros "gozan de libertad y salud", de "juventud y placer" y de muchas otras "cosas buenas" (siempre según nuestra pobre y particular apreciación), que nuestros vecinos y prójimos disfrutan, aunque nosotros no tenemos nada de eso, odiándolos y envidiándolos en nuestra pequeñez; con LA MUERTE tan temida, todo es completamente diferente, pues con los medios materiales con que a la fecha contamos, nunca podremos comprobar esa inquietante pregunta ¿QUÉ HAY DESPUES DE LA MUERTE? o ¿A DÓNDE VA EL HOMBRE AL ABANDONAR ESTE MUNDO? Preguntas que nos envuelven y asfixian, ya que LA TERRIBLE REALIDAD ES QUE NADA TANGIBLE DE LAS PERSONAS QUE SE MUEREN, QUEDA CON NOSOTROS. Pues aún los huesos que a veces se convierten en fósiles, tarde o temprano también desaparecerán y si somos "cremados" todo se reduce a polvo, a cenizas grasientas con un olor un poco desagradable que nos pone muy enfrente la sentencia bíblica de que "YA QUE POLVO ERES Y AL POLVO VOLVERÁS"(13), porque el Hombre es, fue y será hecho del polvo de la Tierra, como dicen algunas Religiones de Culto y porque del Mas Allá ninguno quizá a regresado para contar sus experiencias y decirnos cual es esa realidad, por más que algunos escriban al respecto.

      Y volvemos a lo mismo, o como dice otro refrán pueblerino, "otra vez la burra al trigo" y otra vez la Duda y la Indecisión se convierten en las semillas fértiles en grado superlativo de los Temores Primarios, que se acrecientan más mientras mas grandes son nuestras dudas y aquí, con respecto a LA MUERTE encontramos las dudas mas grandes de nuestra existencia, porque son las dudas y la incredulidad ante eso desconocido y nuestra indecisión para aceptarlo, lo que quiebra nuestro ánimo de por sí tan endeble. Nuestra "fe de papel" se convierte en tan inútil en estos casos que nos centramos en el terror de perder la vida y nos olvidamos de disfrutarla adecuadamente, malgastándola en placeres absurdos, en vicios, drogas, preocupaciones y tonterías que al final de cuentas nos conducen mas cerca de la tumba, mientras más abusamos de la vida, al producirnos esos abusos, enfermedades, desgracias o accidentes originados por nuestro propio descuido, pero que agravan nuestra situación física, económica, emocional y espiritual, haciéndonos mas dependientes y menos Individuales.

      Todos estos Temores sin embargo, solo son Estados Mentales que de alguna manera pueden controlarse para nuestro beneficio y aunque todas estas preocupaciones destruyen nuestra iniciativa y (lo peor) nuestra Imaginación sin que nos demos cuenta, como una gota de agua que cayendo sobre una roca al final la perfora; sin duda, no son la máxima fuerza que actúa sobre nosotros. Las Preocupaciones, calladas y sutiles, lenta pero persistentemente van rompiendo la confianza en nosotros mismos, aniquilando nuestra Fuerza de Voluntad para decidir en la Vida y sostener esas decisiones, dejándonos completamente desamparados, sin poder apreciar ni siquiera de lejos, las oportunidades que a diario se nos presentan para "salir adelante" y "ser mejores". Pero lo peor es que, esas preocupaciones nos convierten en TRANSMISORES, quizá conscientes, quizá inconscientes, pero muy reales, de pensamientos y actitudes negativas y en RECEPTORES muy peligrosos de todos los pensamientos negativos que se emitan en nuestro entorno.

      Por eso es bien importante estar conscientes de que SIENDO NUESTRO UNIVERSO UNA CREACIÓN MENTAL, NOSOTROS TAMBIEN LO SOMOS Y LOS EFECTOS QUE PRODUCIMOS, TAMBIEN LO SON. No hay "Buena o Mala Suerte", sino que nosotros mismos nos creamos esa Buena Suerte o ÉXITO y esa Mala Suerte o FRACASO; como nosotros mismos determinamos nuestro Futuro Bueno o Malo, no solo en esta Vida, sino en las posteriores, a través de nuestros hijos. Como nosotros mismos fuimos determinantes en el Presente que vivimos, a través de las anteriores vivencias de nuestros Padres. ¿Mas claro? !Nosotros somos nuestros propios padres, pero nosotros somos nuestros propios hijos¡ !Lo creas o No¡

      Para fracasar, puede haber una y mil razones, muchas de las cuales pueden ser analizadas, corregidas y adecuadas, de manera que el individuo sepa cambiar su panorama mental y se dirija hacia el Éxito, en lugar de hacia el Fracaso. Por ejemplo, la falta de un propósito definido o de una educación adecuada o la falta de entusiasmo, que sin embargo pueden ser, pudiéramos decir, fácilmente reordenadas. Pero hay otras causas mas ocultas a las que no tomamos en cuenta, que sin embargo no por desconocerlas, son menos poderosas o fáciles de manejar. Los Pensamientos Son Cosas que mal manejadas nos conducen al Lado Malo, sin que virtualmente sepamos el "porque", pues las consecuencias de esos pensamientos y sus efectos en el Futuro, están determinados desde el momento en que, muchas veces inconscientemente, ponemos en operación a esos seres tan poderosos sin reflexionar, ni poner la menor atención sobre los resultados de esas acciones. Demos un ejemplo.

      Imaginemos un artesano orfebre, que trabaje con láminas de oro de la mejor calidad y finura, láminas que les son entregadas a sus operarios, perfectamente pulidas y sin ninguna mancha, rayadura o defecto, ni visible ni invisible. Más, he aquí que uno de esos operarios, quizá Tú, quizá Yo, cualquiera, por gusto insano, por un Pensamiento Absurdo, como al descuido, trata de marcar con una de sus uñas, una línea invisible en aquella lámina tan perfecta y aunque aquella línea ni siquiera se llega a notar a simple vista, ahí está y ya no desaparecerá a menos que la lámina fuera fundida y procesada nuevamente, en cuyo caso, tampoco sería la misma lámina. Pues bien, pasado el tiempo el operario sigue trabajando con su lámina, cortando aquí y allá, para fabricar los objetos y las joyas que le son pedidas, olvidando por completo aquel momento en que por un Pensamiento descuidado, manchó con una línea apenas perceptible, su lámina o material de trabajo. De pronto, un día el Patrón, que conoce su extraña habilidad como orfebre, le encarga la hechura de una Obra de Arte muy especial, Una Corona para un Rey. El operario se aplica con todas sus fuerzas a lograrla, dedicando todo su empeño y su atención………. más……. he aquí que casi para culminar su hermoso trabajo, toma la parte de lámina en la cual hace tiempo marcó aquella línea imperceptible y de la que ni siquiera se acuerda…… y empieza a rolarla, porque se supone que con esa parte forjará el trabajo principal que dará fin a su Obra… y sigue forjándola….. golpe a golpe….. medido, paciente…… cuidadoso y……. casi para terminar… en los últimos golpecillos.. LA LÁMINA SE RAZGA EN AQUELLA PARTE DONDE QUEDÓ LA LINEA IMPERCEPTIBLE….. y la Obra Maestra No se Termina Jamás. Quedando la obra de aquel operario en un fracaso completo, un fracaso completo por su Propia Culpa, pues al haber hecho aquella línea, determinó su Futuro Completo, o por mejor decir, escribió su Presente Continuo.

      Nosotros no pensamos o no analizamos hasta qué punto nuestros actos determinan otros resultados, muchas veces muy desagradables, los que podemos por cierto, evitar; pues en el caso del orfebre, si el operario hubiera sabido valorar las consecuencias de aquella marca en la lámina, cuando menos habría evitado utilizarla para la hechura de su Obra Maestra, con resultados muy diferentes y positivos. Lanzamos una piedra al agua tranquila de una fuente y creamos una turbulencia de ondas, que inclusive nos es agradable ver como ondas concéntricas…. pero….. ¿Solo ahí termina el efecto? No por cierto. Sino que al haber agitado al agua, esas mismas ondulaciones repercuten en el aire, en la tierra y quien sabe hasta que altura y profundidad, determinando efectos desconocidos, como la línea en la lámina del operador y que notamos, hasta que sufrimos las consecuencias de nuestros irreflexivos actos. Lo mismo es al concebir un Hijo en estado inconveniente y sin la mas elemental preparación, porque quizá al concebirlo así, estás rayando su lámina de trabajo, que también es la tuya, si así lo quieres ver.

      Cuentan en el Oriente que una madre muy amorosa tenía cinco hijos, varones, buenos, bien educados porque la madre se había preocupado por ellos para darles lo mejor que pudo en educación, en principios morales, en todo; es decir, una madre abnegada y unos hijos, dechado de perfección. Todo era dicha y felicidad, hasta que un día se suscitó una de tantas guerras absurdas de que está lleno nuestro mundo y los hijos debieron de marcharse a defender su terruño; sufrimiento de unos y otra; madre e hijos separados y mas sufrimiento para la madre al ir recibiendo las noticias de que ya uno, ya otro de sus hijos, iban perdiendo la vida y desesperando la madre y perdiendo la Fe y la Esperanza en Aquel de quien todo procede. Por lo que al recibir el cadáver de su último hijo, no pudo más y casi blasfemando se quejó al Altísimo, reclamando que ella por su piedad y perfecta vida, podía escudriñar hasta su cincuentava reencarnación anterior y que no encontraba motivo alguno que le permitiera deducir aquel castigo tan grande al perder a sus cinco hijos, sabiendo que tanto los adoraba y que los había cuidado con sin igual piedad y devoción materna. ……. Entonces….. AQUEL CUYO NOMBRE ES SANTO le contestó con sencillez….! Tu puedes ver y escudriñar hasta tu cincuenta reencarnación, pero YO puedo ver todas tus reencarnaciones, porque para MI, tu tiempo no es tiempo y si pudieras ver tu reencarnación anterior a la cincuenta, recordarías aquella mañana que siendo un adolescente, aplastaste con crueldad y gozo a cinco hormigas pequeñas, cuyo único pecado fue pasar cerca de ti, sin haberte ocasionado el menor daño ni molestia¡…… ENTONCES…LA MADRE COMPRENDIÓ…..

      Y creo que nosotros también lo comprendemos y que podemos, si así queremos, empezar a valorar nuestros actos y de esa manera crecer mental y espiritualmente en esta Planeta (planito) llamado Tierra, en el que estamos en este tiempo presente. Estamos y en este estado, somos Materia, es decir, la expresión más densa del Espíritu, la expresión más compacta. Y esta Materia domina nuestras acciones y sentimientos, porque esos sentimientos se desarrollan a partir de sensaciones físicas que aunque ilusorias, no por eso dejan de ser menos reales en nuestra diaria existencia; pero esa Materia de que estamos hechos exteriormente, solo es una Creación Mental de una Mente Superior a la nuestra, más, "siendo que como es Arriba, así es Abajo, así en los Cielos como en la Tierra", lo que la Mente Creo, la Mente puede Dominar y como consecuencia, nuestra Mente puede dominar a esa Materia, en lugar de que la Materia domine nuestros actos, o lo que es lo mismo: TODO LO QUE PUEDA CREER O CONCEBIR LA MENTE HUMANA, TODO ABSOLUTAMENTE TODO, PUEDE CONSEGUIRSE….. Ahora…. ya sabemos donde estamos…….. y podemos ponernos a pensar……

¿Dónde realmente queremos estar?………..


Volver al Índice
©